Confesión no pedida

Publicado: 3 abril, 2010 en Poemas

Tendría que confesar que en la curva de tu cadera,

en la blancura discreta de tu busto,

en tus ojos llenos de sueños color rosa,

en tu voz que no oigo pero escucho extraviada en la soledad que me enerva ya,

he encontrado una forma de volver a creer,

alguien nueva a quién extrañar,

no me devuelves esperanza alguna pues esa siempre ha estado para burlarse.

Debiera confesar que, como en Calvino, tengo mucho más amor del que puedo contener

que es el exceso el que te va dando forma con su débil tacto,

un roce tan suave que lo sientes como la caricia nocturna que llena tus sueños

y te hace sentir que traicionas lo que pensabas querer, anhelar…

Debiera confesar que estaré ahí,

pero en mis planes no está quedarme contigo,

aunque tienes todo para detenerme,

tus hombros y espalda casi perfectas,

tu boca que exige ser besada,

el cabello en el que me enredaré esta noche antes de soñar,

el sueño en mí…

¿”Serías mi ídolo”- dijiste?- Niña, ya lo soy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s