Insomnia deambulante

Publicado: 10 abril, 2010 en Poemas

Cuando el mundo duerme cada neurona entre mis oídos, desde la frente hasta la nuca, pareciera despertar. La sinapsis funciona sobre cada célula, acelera el corazón y hace que las sienes parezcan estallar. ¿Cuál es el origen del insomnio? La niña con cara de ángel renacentista bromea “no será la falta de sueño”.

Son las cuatro de la mañana, el agua escurre en el filtro de la pecera, un idiota anuncia una picadora en la televisión. A lo lejos, una gata en celo gime con una inquietante arritmia, no tan cerca, por favor. Ya para esta hora, algunos vecinos dan vueltas en sus pisos, algún enfermo de la próstata, otro que intenta madrugar junto a la gente de Río de Janeiro.

Cansado de dar vueltas en la cama enciendo la luz y dejo que mis ideas se diluyan en la tinta. Lo único que habrá de diluirse mío en tanto viva los muchos años que me he prometido.

Quisiera entender hoy muchas cosas, tanta vida se me agrupa en todas partes, tantos acres recuerdos, tanto dulce olvido. Cada noche es igual en mi cerebro, problemas de genio, dice la gitana sexual que a veces acompaña mi vela hasta pasada media noche “no más porque mañana trabajo”.

Quisiera aprender a dormir como vehículo del sueño, tanto sueño despierto. En su atrevimiento y la debilidad neuronal que provoca la vigilia eterna, mi mente a veces rejuvenece y piensa como un niño de diez años, eso les gusta a los astros y a los guardavías del Pacífico y a la noche y a la luna que quiere dejar de serlo (como si con ello dejara de ser mía) y a muchas de las efigies de mi presente, yo frabcamente sólo lo utilizo por creatividad, por salud artística, digamos, me duele la mayor parte del tiempo ¿por qué me lastima?

Quisiera entender también qué pua madre hago en el planeta. La misión que Dios me ha señalado no es más clara que mis ideas a esta hora.

¿Recordar tu voz, sentirte conmigo, pensarte, escuchar tu aliento es una forma de esquizofrenia?

Quisiera entender la maravilla que son tus ojos cuando se encuentran con los míos.

Entender los motivos que tiene mi diminuta mente para querer entenderlo todo. Comprender de una vez por qué, no importa cuánto te amo, no me has matado, no te has ido, y tampoco acabas de llegar, vida que me tienen preparada, destino, Ítaca. deambul

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s