Sin lágrimas por tu consejo…

Publicado: 23 abril, 2010 en Poemas

A tu partida de hoy, a tu alegría de ayer.

Whatever gets you through the night, it’s all right.

John Lennon


Amanecí sin ganas muchas horas antes de que te fueras, fragante alba; como quien sabe que perderá algo.

Nunca he muerto, pero creo que ese día será como hoy, mañana de rosas, desde temprano la migraña me decía que perdería algo que apenas acariciaba.

Sé que no te irás pero da lo mismo porque teníamos un plan, un esquema ¿te acuerdas? una vida para realizar.

Y nuestras mentes se encontrarán aún todas las noches en el mismo sitio entre tu hombro y tu oreja, donde te digo lo maravillosa que sigue siendo tu alma, tu olor a mañana, tus ojos durmientes, tu cuerpo ansioso.

No te pierdo, o no sé, porque yo todo lo pierdo, las llaves del coche, los encendedores, los cigarrilos, y no eres nada de eso, pero sí soy yo el mismo.

En la televisión hay una entrevista que no quiero entender, tal desánimo tengo, ni el canal cambio.

Cuando te enamoraste de esto que soy, de lo que represento, sabías que puedo sobreponerme, y créeme, mi niña, que lo hago.

Cuando te enamoraste de esto que represento, de lo que soy, sabías que puedo con todo el mundo sobre los hombros, y vaya que lo llevo esta noche.

No te preocupes, estará bien, resultará todo aunque te hayas ido y si no será tan bueno como en el sueño que compartimos viendo las galletas en el techo, es porque apenas llegará a ser extraordinario.

Trasnochado y solo esta noche como todas las noches recientes y las anteriores y las históricas, a lo lejos me evade la felicidad, la que tenías en los labios, ¿era miércoles la tarde que te dejé ir con la mayor de las sonrisas? la que llevas en tu morral, en tus bolsillos, en las pestañas vectores de la luna y de mis letras.

No estoy muerto, corazón, ya ni siquiera distingo al Daniel vivo. Pago facturas que no debo, pagas lo que has tejido sin culpa, porque eres como eres.

Apenas te has ido y te extraño como nadie, mañana de mi vida, futuro delicado y temeroso al que volveré algún día.

Apenas tu silueta ha dejado el espacio en que te encuentro y corro a tus fotografías, a tu página en Facebook. No quiero dejar de verte, es un hecho.

Apenas te has ido. Necesito tiempo/espacio pero no los quiero, volver al miércoles ¿era miércoles? y aquí mismo dentro de mi alma, en lo más profundo de mis venas, el regreso siempre es bello.

Eres mi comparsita, mi sonrisa a media boca, mi resplandor en el cenit y en la más profunda de las simas.

Apenas te vas y ya te siento, y el abandono es absoluto, tu piel dorada, tu cabello juguetón con nuestra comparación privada, tu cuello noble.

Nos robaron el sueño, niña, te quitaron la valentía, y yo que tengo fobia al miedo.

Amanecí hace muchas horas, nena, y sabía que algo había extraviado desde entonces.

No quiero que te vayas, pero no importa lo que quiera a estas alturas.

La neuralgia, el dolor, la sed eterna regresaron de un solo golpe, coordinados como bailarinas checas.

Ya te extraño.

Espero que seas tú quien ahora toca la puerta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s