Yo sí creo.

Publicado: 18 junio, 2010 en Poemas

Con todo y el impasse en el que me mantienes, juguetona cuerda con que me ahorcaré algún día, aún creo porque tú lo dices, en que eres mía, en que tu voz, tu cuerpo, tu pensamiento, son el mismo espíritu prisionero a voluntad en el lóbulo frontal, en cada circunvolución de mi cerebro.

Probablemente se trata de un auto de fe, no en el futuro ni en el presente, sino en ti y en tus ojos; en el quiebre de tu voz cuando me escuchas por la línea; en el aire que respiramos juntos y que nos une siempre.

Por eso no duele tu ausencia en el alma, pero molesta en el cuerpo. Hoy que me he cansado especialmente, necesitado de tus brazos, de los besos probados sólo una tarde, hoy que se prepara el mundo para la nueva embestida; me haces falta en el cuerpo.

Piensas en mí y mientras esto lees imaginas o recuerdas o imaginas y recuerdas. Vienes a mí en tu viaje astral de cada noche, a comunicarte con mis sueños, pecados de alcoba. Vuelas a mi encuentro, somos felices por un minuto, pero mi espalda te sigue llamando, mi boca te sigue sedienta, mi alma siempre tranquila sugiere: vendrá pronto.

¿qué esperas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s