Es Internet, no hay espacio para la verdad en Internet

Publicado: 10 julio, 2010 en Teoría

Confieso que junto son Rushkoff era, o sigo siendo probablemente, un optimista sobre las posibilidades que la Internet ofrece para transformar profundamente al mundo. En Coertion, probablemente el primero de los estudios sobre la Internet como medio comunicante que haya leído yo, Douglas habla de su primera hipótesis sobre la internet; trepados en el mismo tren de pensamiento, asumí junto con él que la red podría significar una enorme transformación en los hábitos comunicativos, el final de la publicidad y comunicación coercitiva, y en términos generales un mecanismo que verdaderamente impulsara la democracia. Lo mismo pensé de cada una de las subtecnologías que se agruparon en torno a ese medio, incluidas las redes sociales; las decepciones fueron sucedáneas pero no por ello menos duras.

Quince años después de mi primer acercamiento a lo que de inicio consideré un prodigio de la mente humana, debemos hoy sentarnos a reconocerlo; la internet no se ha construido como el medio civilizador e inteligente que pensábamos nos liberaría de la barbarie de la sociedad de consumo. Al contrario, es hoy un multiplicador más del hedonismo, de la militancia absurda, de la mentira absoluta, de la esquizofrenia colectiva convertida en una paradoja del individualismo posmoderno.

Evidencias hay muchas, desde el uso de las redes sociales para construir estrategias publicitarias más efectivas, participar en el delirio colectivo (los videos más vistos por estas fechas son los del pulpo Paul, ese que presume adivinar los resultados de la copa mundial de futbol con una contundencia comunicativa que hoy hasta es tema de noticiarios y estupidísimos análisis políticos), construir mentiras armadísimas, violar las leyes (incluidas las electorales), y en términos generales perpetuar esa porquería en que se ha convertido la mente humana.

No se trata, como muchos pretenden de sugerir siquiera la regulación, como hace el gobierno chino, de la internet y sus contenidos; de regular las redes sociales cuya seguridad es francamente risible, sino de apuntar sobre el problema fundamental que no es la herramienta de comunicación en sí misma, sino el uso que a ella se da, la incapacidad práctica de los seres humanos de escapar a la ilusión de la seducción (como citaba Jean Baudrillard).

Las capacidades de la Internet como medio de comunicación son extraordinarias, el uso práctico que se les otorga es bastante escaso. Tendríamos que reconocerlo, para que un medio comunique verdades, es necesario que se le alimente con verdades, no con deseos sobre la realidad, mucho menos con mentiras. Por sí misma, la herramienta es incapaz de hacer lo que nosotros no hemos hecho por la humanidad.

Todos los días, en el trabajo con jóvenes, pero lo mismo en los monitoreos que hago frecuentemente de las redes sociales y las páginas de internet me convenzo de lo lamentable que ha resultado la práctica del hedonismo contemporáneo. La búsqueda del simple placer (de la ilusión del placer que brinda el confort), nos lanza a un espacio en que la realidad se convierte en una molesta condición del mundo exterior a nuestros adormilados cerebros. La internet apenas agiliza el viaje a la esquizofrenia de aquellos que compraron desde hace mucho tiempo sus boletos.

Son estúpidos.

Son imbéciles.

Ellos.

La internet es inocente.

La red incluso puede servir aún para mejorar al mundo, si algún día nos atrevemos a ser mejores seres humanos. Mientras nuestra idea de vida sea ese experimento indoloro que sin sobresaltos nos lleva a la tumba después de días de confortable ostracismo en un sofá, seguiremos condenados. Condenados a ser víctimas perpetuas de la mentira, de la propaganda, de la mediocridad, de la falta de virtudes. El problema no es la red, es la humanidad que la maneja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s